El Elemento de Seguridad Privada no sólo se encarga de proteger el patrimonio de las personas, sino que también de salvaguardar la integridad de las mismas.